Testimonios

Soy alumna de esta escuela desde 2011.
A lo largo de estos años he hecho muchos talleres en otras escuelas y de ésta destaco varias cosas que marcan la diferencia y que hacen que sea mi escuela habitual:
El conocimiento y experiencia de Hawa es amplísimo, y se nota en cada clase que da, enseñándote tanto la base cultural de la danza, como la técnica y la presencia en el escenario.
Sus estudios de magisterio también se hacen notar a la hora de dar clase.
Todo esto en un ambiente super cercanoen el que nunca te sientes forzada ni juzgada, que para mí es muy importante para poder soltarme.
En resumen, me quedo con esta escuela tanto por la calidad de la enseñanza como por el trato y buen ambiente de las clases, que por cierto, se fomenta con fiestas temáticas y quedadas.

Beatriz
He probado varias escuelas de danza oriental en Madrid, y de todas, ésta es con diferencia la que más encaja conmigo.
Hawa ha vivido en diferentes partes del mundo y su conocimiento tanto de la cultura árabe como de la técnica de danza oriental es inigualable.
Mi experiencia al incorporarme a la escuela fue un despegue total.
Además es una escuela donde siempre hay muy buen rollo y con un trato muy cercano, lo que hace que aprendas casi sin esfuerzo y divirtiéndote.
Sirve de terapia de desconexión del trabajo y demás agobios del día a día.
La sala es alargada y diáfana, lo que hace que tenga buena visibilidad desde todos los puntos.
Laura
Clases danza del vientre madrid

Llevo años en la escuela, voy cada semana y no dejaré de hacerlo. Me encanta. La profesionalidad, el buen ambiente y la pasión que se transmiten no se encuentra en cualquier sitio. Me encanta esta escuela y me ha enseñado casi todo lo que sé a día de hoy. Hawa es una persona increíble, con mucha alegría, conocimientos, que se deja la piel, siempre está activa y creando nuevos proyectos.

Apuesto por que cualquiera de mis compañeras asiduas diría lo mismo. 100% recomendable.

Celia
Es una escuela genial, muy acogedora. La dueña es encantadora y cercana, y las profesoras son verdaderas profesionales que consiguen transmitirte su pasión por la danza y hacer que pases un rato muy divertido. Hay muy buen ambiente en las clases, y la relación calidad-precio es la mejor que he encontrado en Madrid.
Esther