3 cuentos árabes para enseñarle valores a los niños

3 cuentos árabes para enseñarle valores a los niños

  • 25 julio, 2016

Las historias, la imaginación, educar a los niños con sabiduría de tiempos ancestrales, transportarles a otras culturas . . . Los cuentos, ¡una herramienta maravillosa para su aprendizaje, y por supuesto, para su diversión! 😉

cuentos_leyendas_arabes_ninos

 

¡Hola, Safranera!

Te dejo tres cuentos cortitos y llenos de enseñanzas para contarle a tus peques.

 

Además, ¿te gustaría crear un ambiente chulo con música oriental mientras se los cuentas?

>> Descárgate gratis tu Playlist de música oriental aquí

¡Lo pasaréis genial! 😉

 

Allá vamos >>

 

Los dos ladrones y el burro

Aquí tienes uno de los cuentos infantiles con los que podrás enseñarle a tus hijos valores tan importantes como la empatía, el respeto, y también a no coger lo que no es suyo. Y por supuesto, la otra parte: a tener cuidado de no dejarse engañar.

 

Cuenta la leyenda que dos ladrones robaron un burro y uno de ellos fue a venderlo. Éste se encontró con un hombre que llevaba una bandeja llena de pescado.

El hombre le preguntó: “¿Vendes este burro?”

– “Sí” – Contestó el ladrón.

– “Sujétame la bandeja y déjame que me suba al burro para probar si anda bien. Si me gusta, te pagaré bien”

El ladrón cogió la bandeja y el hombre se subió al asno, y empezó a andar con él, hacia un lado y hacia el otro, luego empezó a recorrer el camino a trote, y acabó por alejarse con el burro hasta desaparecer de la vista del ladrón.

 

cuentos_árabes_para_niños

Fue entonces cuando el ladrón, sinténdose desamparado, se dio cuenta de que era una astucia para robarle el burro. Volvió entonces hacia su compañero con la bandeja de pescado. Éste le preguntó:

– “¿Has vendido el burro?”

– “¡Sí!” – Contestó el ladrón robado.

– “¿A qué precio?”

– “Al mismo por el que lo compramos nosotros… ¡Con esta bandeja de regalo!”

Entonces se dieron cuenta de lo mal que se siente uno cuando le roban, y nunca más volvieron a robar.

Moraleja: No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

mil_y_una_noches

Parábola de la verdadera ciencia de la vida

En este mundo que va cada vez más rápido, a veces queremos las cosas ya, sin esperar. Y lo queramos o no, eso es lo que están aprendiendo nuestros niños (a través de nuestro comportamiento, de los videojuegos, que les premian por poca cosa, de los dibujos, que cada vez tienen un tempo más rápido…). Con este cuento aprenderán la importancia de la paciencia, del esfuerzo y de la constancia, y sabrán que si se quiere algo hay que trabajar y luchar por ello.

 

Cuenta la historia que en una ciudad vivía un joven estudioso que lo tenía todo, pero siempre seguía ansioso por saber más. Un día, gracias a un mercader que estaba de paso por la ciudad, se enteró de que en una ciudad lejana había un sabio que poseía tanta ciencia, sabiduría y virtud que todos los eruditos del país juntos. Y a pesar de ello, trabajaba de herrero, como sus antepasados.

El joven cogió sus cosas y se puso en camino. El viaje duró 40 días y 40 noches, y al llegar a la ciudad, se dirigió directamente al zoco*, donde sabía que trabajaba el sabio.

viaje_al_desierto_árabe

– ¿Qué deseas, hijo mío?

– Aprender la ciencia – Contestó en joven.

Y el herrero, sin decir nada, le cogió la mano y le puso a trabajar en la herrería con él. El joven trabajaba duro y sin rechistar desde el alba hasta la puesta de sol, y pasaron semanas, meses, y hasta cinco años.

Al cabo de ese tiempo, el discípulo, tímidamente, se atrevió a hablar:

– Maestro…

– ¿Qué quieres?

– ¡La ciencia!

– ¡Sigue tirando de la cuerda del soplador!

Si mediar palabra, el discípulo cogió la cuerda y retomó su trabajo. Y así pasó el tiempo, los años, diez años más… Y entonces el maestro se acercó al joven, le cogió del hombro y le dijo:

– Hijo mío, puedes volver a tu casa con toda la ciencia del mundo y de la vida en tu corazón. Pues toda esta ciencia y sabiduría la has adquirido con la virtud de la paciencia.

Y le dio su bendición de paz. El discípulo volvió a su casa, con su familia y amigos, viendo la vida con más claridad.

*Zoco: Mercado árabe

souk

 

Nasreddine quiere ser médico

Este cuento les incita a pensar por ellos mismos, y a darse cuenta de que las cosas pueden cambiar según el contexto. Además, como en el cuento anterior, aprenderán que no se consiguen las cosas de la noche a la mañana, sino con el valor del esfuerzo y la constancia. Además, ¡este final tontorrón siempre le encanta! 😉 

 

Nasreddine Hodja quería aprender la medicina. Así que fue a ver al mejor médico de su cuidad, y le explicó su deseo.

“¡Llegas justo a tiempo! Justo ahora iba a visitar a unos enfermos, puedes venir conmigo y así aprenderás la medicina con casos prácticos.”

Y así Nasreddine acompañó al médico a casa de su primer paciente. Al llegar, el médico apenas le miró y le dijo: ” Tu caso es muy sencillo: No comas tantas cerezas, tómate una infusión antes de dormir, y mañana te sentirás mejor.”

medicina_árabe

Nasreddine estaba asombrado de la sabiduría del médico. Ya en la calle, se lo hizo saber:

– ¡Oh! ¡Eres un gran médico! ¡Me has dejado asombrado! Pero, dime, ¿cómo has podido saber qué le ocurría al enfermo sin ni siquiera tocarle?

– ¡Es muy fácil! He mirado debajo de su cama y he visto un cuenco lleno de huesos de cereza, por lo que he deducido que había comido demasiadas.

Y Nasreddine se dijo a sí mismo que la medicina era algo muy fácil… Así que se declaró a sí mismo médico y desde el día siguiente, fue a visitar a su primer enfermo. Al llegar, miró debajo de la cama y vio las viejas babuchas* del anciano enfermo.

– Tu caso es muy sencillo: No comas tantas babuchas, tómate una infusión antes de dormir, y mañana te sentirás mejor.

*Babuchas: zapatillas árabes

babuchas_árabes

 

También te interesará . . .

 

 

Clases de danza del vientre y Bollywood en Madrid

¿Vives en Madrid y te encantaría probar la Danza Oriental o el Bollywood? ¿Te gusta cuidarte?

¡Te invito a que vengas a probar una clase de Danza Oriental y Bollywood en Madrid con nosotros!

Sólo tienes que mandarnos un mensajito, ¡nos encantará conocerte! 🙂

 

 

¡Únete a nuestra lista de Safraneras!

¡Recibe GRATIS el 1er módulo de nuestro programa on-line Orient’Fitness ®!

Además, enviamos información y recursos que te serán super útiles si te gusta la danza, el mundo árabe y la India, si te gusta conocer trucos para cuidarte…

 

¡Te encantará formar parte de nuestro grupo de Safraner@s! 🙂

 

Puedes apuntarte en la ventanita que te sale al abrir la página web de Danza Safrán, o dejando tu comentario aquí abajo: “Me encantaría estar en la lista”

 

¡Ojo! Mira en la carpeta SPAM por si el correo se hubiera colado allí

 

¿Te ha gustado? ¿Te ha sido útil? ¿Añadirías algo más?

Déjanos tu comentario aquí abajo, ¡y compártelo con el resto de Safraneras! Además a nosotros nos ayudará un montón tener tu opinión. ¡Gracias!

 

 

¡Hasta pronto, Safranera! 🙂

 

Hawa